"Cuando aspiro, atraigo"

Sobre la práctica del Mindfulness


El mindfulness es prestar atención a propósito en un momento especifico sin crear juicios y como si la vida dependiera de ello.


¿Prestar atención a que cosa? , eso realmente no importa, lo importante es prestar atención.

Pero diciendo eso, si comienzas a prestar atención a cuanta atención le damos a cualquier cosa, notaras que la mente esta en todos lados, que nunca se queda quieta.

Piensas en “Esta idea”, “Esa opinión”, “Aquella reacción” y gastamos una gran cantidad de tiempo planeando y preocupándonos acerca del futuro y una gran cantidad de tiempo pensando en el pasado, acerca de “Quien hizo qué a quién”, “Por que sucedió de esta manera”, “Por que no sucedió de esta manera”.

Y el presente que es el único momento en el que vivimos, el único momento en el que podemos aprender algo, expresar cualquier tipo de amor o emoción, el único momento en el que podemos estar en nuestro cuerpo, el único momento en el que podemos ver, escuchar, oler, probar, tocar o comunicarnos, es ahora.

Pero aún así aprisionamos el presente con nuestras preocupaciones acerca del futuro o del pasado.

Cuando comenzamos a prestar atención a nuestra mente y cuerpo, estamos reclamando nuestra vida.

El mindfulness (atención plena) no es una técnica, pero hay muchas maneras diferentes de cultivarla. Es una manera de ser, de estar en equilibrio con las ideas que vienen del mundo exterior, incluso las ideas de los momentos positivos y negativos, es una manera de tener un cuerpo, lo que por supuesto tiene sus maravillas.

Y a veces es muy problemático cuando lidiamos con problemas de salud que pueden suceder por diversos motivos, o por cosas que puedan sucederle al cuerpo, y mientras tenemos esta capacidad de conciencia,¿por que no desarrollarla?

Puedes pensar acerca del sistema educativo y en la manera en que crecimos. Nos entrenan más y más para pensar, y pensar es algo asombroso y poderoso, grandes logros de la humanidad vienen del pensamiento y de la imaginación y la creatividad.

Pero la otra parte, que es igualmente poderosa como la capacidad de pensamiento, es la capacidad de tener conciencia. Pero no tenemos ningún tipo de entrenamiento de conciencia y atención, pero si mucho entrenamiento para pensar, así que muchas veces al acostarnos al final del día, no podemos lidiar con nuestros pensamientos y por eso no podemos dormir. Los pensamientos perseveran una y otra vez, los mismos pensamientos que queremos calmar, pero al intentar calmarles más presentes están y eso se traduce en que no puedas dormir, o terminar con ansiedad crónica u otro tipo de condición como las actitudes depresivas que pueden llevarte en una espiral depresiva, un poco de tristeza que genera pensamientos como ¿que sucede conmigo?, ¿por que no le agrado a las personas?, o cualquier cosa.

Todos estos pensamientos, no son más que eso “pensamientos”, pero muchas veces pensamos que son la realidad.

El mindfulness engloba la realidad actual, la mente, el corazón, el cuerpo y nuestra relación con el mundo exterior, y nos da nuevos grados de libertad, para manejar las subidas y bajadas de nuestra relación con la vida, con otras personas, con nuestras aspiraciones propias y con nuestro miedos, y todavía más importantes con nuestro propio cuerpo.

Muchas personas no desean estar cerca de su propio cuerpo, excepto en circunstancias muy especiales y momentos particulares en los que decimos “Vaya es asombroso tener estas experiencias corporales”, y en otras oportunidades solo estamos “pensando, pensando, pensando” y creyendo que muchos de esos pensamientos son reales, y terminamos en una banda muy estrecha entre lo que realmente es posible para nosotros en términos de una experiencia humana.

Jon Kabat-Zinn entrevistado por PSYCHALIVE